CAEL

Centro de Alta Especialidad Legazpi

Edulcorantes artificiales podrían aumentar riesgo de diabetes

endulzantes-artificiales

Edulcorantes artificiales podrían aumentar riesgo de diabetes, según estudio

Los edulcorantes artificiales, inventados para reducir el consumo de azúcar y promover una vida sana, podrían en realidad aumentar el riesgo de diabetes, según un informe científico.

Los edulcorantes artificiales representan un enorme mercado alimenticio y son muy apreciados por las personas que siguen una dieta o que tienen problemas con el azúcar.

Algunos expertos recomiendan los edulcorantes para gente que sufre de diabetes de tipo II, una enfermedad que ha alcanzado proporciones epidémicas, y para los que sufren de intolerancia a la glucosa, un estado pre-diabético, con niveles de azúcar elevados en la sangre.

Los edulcorantes dejan un gusto dulce en la boca, y sus moléculas pasan directamente al aparato intestinal sin ser absorbidos, por ello, a diferencia del azúcar, añaden muy poco aporte calórico al cuerpo.

Pero los científicos que publicaron su informe en la revista Nature realizaron experimentos con ratones y grupos de seres humanos, y descubrieron que los edulcorantes en realidad perturban la elaboración y las funciones de las bacterias intestinales, y que aceleran la intolerancia a la glucosa.

“Los edulcorantes artificiales fueron introducidos de forma extensa en nuestras dietas con la intención de reducir la ingestión de calorías y para normalizar los niveles de glucosa en la sangre sin perjudicar la inclinación humana por el sabor dulce”, explicó la revista.

“Nuestros resultados sugieren que los edulcorantes quizás hayan contribuido a reforzar exactamente la misma epidemia que debían en principio combatir” señala el texto.

Los científicos, dirigidos por Eran Elinav y Eran Segal, del Instituto de Ciencias Weizmann de Israel, añadieron tres tipos usuales de edulcorantes (aspartamo, sucralosa o sacarina) al agua de ratones en dosis apropiadas, equivalentes a los niveles máximos que se recomiendan para los seres humanos.

Los roedores desarrollaron intolerancia a la glucosa, mientras que otro grupo que solo bebió agua, o agua con azúcar, no sufrieron ese síntoma.

Los investigadores trasplantaron luego heces de esos ratones alimentados con glucosa y edulcorantes a roedores que no tenían bacterias intestinales. Los niveles de glucosa en la sangre de éstos crecieron rápidamente.

Luego llevaron a cabo experiencias similares con un grupo de siete voluntarios que normalmente no utilizaban edulcorantes. Durante siete días les dieron la dosis máxima permitida en Estados Unidos. Cinco a siete días después cuatro de los voluntarios desarrollaron niveles elevados de glucosa y alteraciones en su flora intestinal.

“Esto exige reevaluar el consumo actual, masivo, de esas sustancias”, pidió Elinav.

Expertos independientes elogiaron este estudio innovador, pero advirtieron que el grupo de muestra humano era demasiado pequeño, y que son necesarias más pruebas.

Programe su cita al teléfono: 3162 – 1101

Primer consulta pacientes diabéticos

Revisión de fondo de ojo, primer consulta pacientes diabéticos al 2×1

La revisión de fondo de ojo en pacientes diabéticos es una forma muy efectiva de prevención, ya que podemos evitar con una detección oportuna problemas mucho más graves o pérdida irreversible de visión.

Pida su cita al teléfono (33) 3162-1101 y recuerde que cada peciente debe venir acompañado.

Diabetes y Enfermedad Periodontal (de las Encías)

La diabetes, que no está apropiadamente controlada, puede llevar a la enfermedad periodontal (de las encías) tanto en los jóvenes como en los ancianos. Las enfermedades periodontales son infecciones en las encías y en el hueso que sostiene los dientes en su lugar.

La diabetes y las enfermedades periodontales:

Debido a los cambios que ocurren en los vasos sanguíneos con la diabetes, los vasos sanguíneos engrosados pueden impedir la eficiencia del flujo de los nutrientes y de la remoción de los desechos de los tejidos. Este impedimento en la circulación puede debilitar las encías y los huesos, haciéndolos más susceptibles a la infección.
Además, si la diabetes no se controla bien, los altos niveles de glucosa en los fluidos de la boca animarán el crecimiento de la bacteria que puede causar la enfermedad de la encía.
El tercer factor, fumar, es dañino para la salud oral aun para las personas que no tienen diabetes. Sin embargo, las personas con diabetes que fuman tienen un riesgo mucho más grande de la enfermedad de la encía que las personas que no tienen diabetes.
Junto con la carencia de higiene oral, la diabetes puede causar gingivitis, el primer estado de la enfermedad periodontal, o periodontitis, la enfermedad severa de la encía.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad periodontal?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la enfermedad de la encía. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:
  • El enrojecimiento, hinchazón y la sensibilidad de las encías.
  • El sangrado mientras se cepilla los dientes y, o usa la seda dental.
  • La retracción de las encías.
  • El aflojamiento o la separación de los dientes.
  • Mal aliento persistente.
  • La dentadura postiza ya no le queda bien.
  • Pus entre los dientes y las encías.
  • Un cambio en la mordida y la alineación de la mandíbula.
Los síntomas de la enfermedad de la encía pueden parecerse a los de otras condiciones u problemas médicos. Consulte a un dentista u otro especialista de la salud oral para su diagnóstico.

¿Cuáles son los diferentes tipos de la enfermedad periodontal?

Los diferentes tipos de la enfermedad periodontal se clasifican frecuentemente por etapas dependiendo en que tan avanzada está la enfermedad en el momento de la evaluación, incluyendo los siguientes:
  • La gingivitis
    En la gingivitis, la forma más leve de la enfermedad periodontal, es probable que las encías estén enrojecidas, hinchadas y sensibles, causando su sangrado fácilmente durante la limpieza diaria y el uso de la seda dental. El tratamiento por parte del dentista, y un cuidado apropiado y consistente en el hogar ayudan a resolver los problemas asociados con la gingivitis.
  • La periodontitis leve
    La gingivitis sin tratamiento, causa periodontitis leve. Esta etapa de la enfermedad de la encía muestra la evidencia del comienzo de la erosión del hueso alrededor del diente. La pronta atención médica es necesaria para prevenir más erosión y daño.
  • La periodontitis de moderada a avanzada
    Esta es la etapa más avanzada de la enfermedad de la encía, la cual muestra una pérdida significativa de hueso y de tejido alrededor de los dientes.

Tratamiento para la enfermedad periodontal:

El tratamiento específico para la enfermedad periodontal será determinado por su dentista basándose en lo siguiente:
  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Que tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.
El tratamiento puede incluir cualquiera, o una combinación de los siguientes:
  • Remover la placa dental
    La limpieza profunda puede ayudar a remover la placa dental y el tejido infectado en las primeras etapas de la enfermedad, mientras suaviza las superficies dañadas de las raíces de los dientes. Las encías pueden entonces ser reunidas a los dientes.
  • Medicamento
  • Cirugía
    Cuando la enfermedad está avanzada, las áreas infectadas debajo de las encías será limpiada, y los tejidos serán remoldados o reemplazados. Los tipos de cirugía incluyen los siguientes:

    • La reducción de los sacos orales.
    • El proceso regenerativo.
    • Injerto de tejido suave.
    • Alargamiento de la corona.
  • Implantes dentales

La diabetes y otros problemas orales:

La diabetes puede también causar otros problemas orales, incluyendo los siguientes:
  • Afta (algodoncillo)
    El afta (algodoncillo), es una infección de la boca causada por hongos, ocurre con más frecuencia en personas que tienen diabetes debido a sus altos niveles de azúcar en la saliva (los hongos proliferan con al glucosa).
  • La resequedad de la boca
    Frecuentemente, un síntoma de la diabetes que no ha sido detectado, la resequedad de la boca significa que la boca no tiene suficiente saliva para mantenerse mojada. La saliva es necesaria para ayudar a digerir la comida, para prevenir infecciones y las caries por medio del control de la bacteria y de los hongos. La resequedad de la boca puede hacer que el probar, masticar y tragar la comida sea difícil, y puede impedir el habla. Además, la resequedad de la boca puede causar infecciones en la boca y la caries.

    Aun cuando cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente, los síntomas de la resequedad de la boca pueden incluir los siguientes:
    • La boca seca, pegajosa.
    • La resequedad de los labios.
    • Una sensación de ardor o quemazón en la boca.
    • El endurecimiento de la lengua.
    • La infección, o úlceras en la boca.
    Siempre consulte a su médico para su diagnóstico.
    El tratamiento para la resequedad de la boca depende en la causa de la condición. La resequedad de la boca puede ser causada por medicamentos, enfermedad, tratamiento del cáncer y daños en el nervio. Algunos consejos para prevenir los síntomas de la resequedad de la boca incluyen los siguientes:
    • Beba sorbos de agua o de líquidos sin azúcar frecuentemente.
    • Evite la cafeína.
    • Beba líquidos durante las comidas.
    • Evite las comidas picantes o saladas.
    • Evite el tabaco y el alcohol.
    • Use un humedecedor de aire en la noche.
    • Use chicle (goma de mascar) sin azúcar o dulces sin azúcar.

Para prevenir la enfermedad periodontal y otros problemas orales:

El cuidado apropiado de sus dientes y de sus encías puede ser de gran ayuda en la prevención y en el comienzo de los problemas orales asociados con la diabetes. Los siguientes consejos acerca del cepillado de los dientes y del uso de la seda dental son recomendados por el Instituto Nacional de la Investigación Dental y Craniofacial (National Institute of Dental and Craniofacial Research):
El cepillado de los dientes
  • Cepíllese los dientes dos veces diariamente, con un cepillo de cerdas de nailon suaves y redondeadas, y con una pasta dental fluorizada.
  • Use movimientos circulares pequeños, y movimientos cortos de atrás hacia adelante (evite los movimientos duros de atrás hacia adelante).
  • Cepille la lengua frecuentemente.
Uso de la seda dental
  • La seda dental debería ser de unas 18 pulgadas en cada uso.
  • Mueva el hilo dental uniformemente entre los dientes de atrás hacia adelante y viceversa.
  • Encorve la seda dental alrededor de cada diente y raspe hacia arriba y hacia abajo, desde abajo de las encías hasta la parte de arriba del diente.
  • Enjuáguese después de usar la seda dental.

Retinopatía diabética

retinopatia-diabetica
Es la enfermedad ocular asociada con la diabetes mellitus. Que se presenta en personas que tienen más de diez años con la enfermedad, aun con control de la enfermedad.

En México, es primer causa de ceguera no reversible, y es frecuente en personas con edad productiva, aunque es una enfermedad que se puede controlar, generalmente causa daño permanente a la visión.

El diagnostico temprano permite identificar el daño en la retina y tratar la enfermedad a tiempo para disminuir su progresión, con el tratamiento adecuado se consigue estabilizar y mantener la visión.

Muchos de los cambios que se presentan en la retina en personas con diabetes son difíciles de identificar a simple vista y las alteraciones en la retina inicialmente no se detectan por el paciente, por lo que es necesario una exploración de fondo de ojo a través de una pupila dilatada, por lo que es aconsejable una evaluación oftalmológica.

La piedra angular del tratamiento de retinopatía diabética es el control estricto de la glucosa en sangre ya que este reduce la progresión de la enfermedad y ayuda para la conservación de la visión.

Si la persona tiene sospecha de diabetes, sobrepeso y antecedentes familiares de diabetes, o diagnostico de la enfermedad y nunca se ha realizado una revisión por oftalmólogo o lleva más de 6 meses sin hacerlo, realizarla es una medida de prevención para detectarla a tiempo.

Ya que es mejor invertir en la salud que en la enfermedad, en CAEL te apoyamos para la detección de retinopatía diabética. Se ofrece promoción del 2×1, en pacientes diabéticos de primer vez, llamar al teléfono Para hacer tu cita: (33) 3162-1101 Estamos en el sur de Guadalajara, Jalisco México.